Sistemas de Información 3D

 

Dentro de las muchas aplicaciones que se han dado a los modelos tridimensionales, cabe destacar diversas propuestas surgidas en los últimos años en las que se plantea la utilización de estos modelos para el desarrollo de Sistemas de Información 3D.

Puede considerarse que esta aplicación no es más que una evolución del uso de los modelos tridimensionales como recurso para la documentación, especialmente en el ámbito de la restauración y del patrimonio cultural. Desde esta perspectiva, el modelo tridimensional se ha venido utilizando para captar, mediante alguna tecnología de digitalización, una instantánea del estado actual de la superficie del objeto, incluyendo información de su forma y de los colores o pigmentos presentes. Esta instantánea puede ser utilizada posteriormente para procesos futuros de restauración o de reconstrucción del objeto en cuestión. Precisamente, un ejemplo característico de documentación a través de un modelo tridimensional lo encontramos en nuestro producto Backup3D que permite salvaguardar esa instantánea en obras de arte, objetos patrimonio, etc.

Sin embargo, ocurre con frecuencia que las necesidades de documentación sobre un objeto van más allá de la mera información sobre la superficie del mismo. Por ejemplo, a la hora de planificar una intervención, los restauradores de obras de arte necesitan delimitar secciones de la superficie del objeto que van a necesitar un tratamiento especial, o simplemente, se necesita documentar la presencia de un tipo de decoración realizada con un material o técnica específica.  

Documentación relacionada con algunas características de interés sobre un modelo

 

Es importante resaltar el hecho de que esta documentación tiene un carácter espacial: la información se asocia a una zona o espacio específico sobre la superficie del objeto. Siguiendo el ejemplo anterior, la información de la presencia de un determinado material sobre un objeto va asociada a la parte de la superficie donde se encuentra.

Pero además de estas necesidades añadidas de información espacial, aparece también la posibilidad de realizar distintos tipos de análisis (automático o semi-automático) sobre el objeto, utilizando para ello la documentación existente y la propia información acerca de la forma y colores de la superficie. Así por ejemplo, podríamos considerar el realizar un análisis sobre una estatua situada en el exterior a través del cual se determinen qué zonas están más expuestas al desgaste ocasionado por la lluvia.

 

Análisis de zonas con riesgo de desgaste debido a la lluvia

 

En otro ejemplo de un posible análisis, podríamos considerar un estudio para determinar aquellas áreas de una construcción que se encuentran en la proximidad de una zona donde se ha constatado la presencia de un hongo, y que precisan de un tratamiento especial.

 

Análisis de zonas de riesgo de evolución de un hongo

La tecnología actual ha proporcionado ya una solución a esta necesidad de gestión de información y análisis espacial: son los denominados sistemas de información espacial. El ejemplo más claro de este tipo de sistemas son los conocidos sistemas de información geográfica (SIG) que se aplican a información georreferenciada sobre la superficie terrestre. En el caso de los Sistemas de Información 3D se trata de aplicar esta misma tecnología, no a la superficie de la tierra, sino a un objeto tridimensional, obteniendo así todas las ventajas y funcionalidad de estos sistemas aplicadas a este campo. 

Miembros de

AgeO es miembro de:

          

Si tu puedes soñarlo, nosotros podemos hacerlo

Contacto

Puede contactar con nosotros en:

  • Teléfono: +34 608 648 225
  • FAQS
  • Información Aviso Legal y Privacidad

Redes

Conecta con nosotros en:

Acceso